El coche blanco

097

  De nada sirve llevar el reloj adelantado si la pereza me vence, si soy incapaz de salir de la cama tres minutos antes, o incluso dos. Con dos hubiera bastado… A lo lejos, ve el autobús al que tendría que subir a punto de cerrar sus puertas y seguir ruta. Aunque echase a correr, no lo alcanzaría. El suelo está cubierto de sal y nieve sucia; los zapatos de ante acabarán … [Read more...]

Galipó

Ilustración Sarten_Ana

    Mi amama se estaba muriendo y quiso enseñarme a hacer txipirones. —Pero ¿tengo que tocarlos? —Claro que tienes que tocarlos, hija, qué cosas tienes. A mí me daban mucho asco, aunque nunca los había probado. La salsa parecía galipó. —Pero eso hay que limpiarlo, ¿no? —Te los limpia el pescatero. Tú se los pides un día para que te lo haga sin prisa y te los … [Read more...]

Ovidio, por Ricardo Landriscini

astricardo

Relato escrito y contado por Ricardo Landriscini. Grabación:   Texto/dramatización: Ricardo Landriscini Coordinación/edición: Martín Ibarrola Claqueta: Mari Mar Boillos Fotografía: Paule San Salvador del Valle Arana Localización: Librería anticuaria Astarloa Banda Sonora Original:   Piano/atmósferas: Naiel Ibarrola Cajón peruano/huevo: Iñigo … [Read more...]

Carta de añoranza a un volador

A 3600 km bajo el anillo artificial: un áfrica asfixiada.

A 36000 kilómetros sobre un África asfixiada, apenas sientes el tirón gravitatorio. Los cuerpos flotan libres. Libres y burlones en el interior del anillo artificial que circunvala el Ecuador de nuestra moribunda Tierra. ¿Y qué hacía yo, una joven terrestre, cercana a la treintena, allí? Supongo que ayer quise volver a verte.     Decenas de personas caminaban … [Read more...]

La ciudad de los relojes

Para Relojes de Aisha

La ciudad de los relojes; así la llaman. El aire es frío y denso, el fuerte olor concentrado, y el ruido ensordecedor. Personas diversas se amontonan en las calles, con pasos elegantes y tranquilos, pero en una prisa constante. No hay tiempo que perder, es lo que los relojes se encargan de recordar. Para quien está sentado en la acera, con los guantes rotos y el sombrero … [Read more...]