Por donde quiero

Dedicado a Itziar Atxirika.

Un cucaracho iba de un lado para otro como si buscara algo. Le vio una cucaracha muy guapa y fue a cruzarse en su camino. Al pasar por delante le sonrió para que la siguiera, pero el cucaracho se alejó de ella. Seguro que no se ha enterado, pensó.

Al día siguiente le volvió a ver de aquí para allá, se acercó a él y le acompañó unos pasos hasta que el cucaracho se dio la vuelta y se marchó otra vez. Ella se quedó quieta mirándole y le gritó: Mal educado, ¿no soy bastante cucaracha para ti? Él le respondió: Es que no voy por donde quiero.

Ella le alcanzó para preguntarle: ¿Qué es eso de que no vas por donde quieres? Él le contestó sin dejar de caminar: ¿Ves este chip que tengo encima de la cabeza?,  ¿y ves a ese señor con un teléfono móvil?, pues así dirige mis pasos. Y otra vez se dio la vuelta y se marchó.

La cucaracha se fue hacia el señor del móvil y le dijo: Mucho más divertido sería teledirigir a dos cucarachas juntas, como si bailaran. El señor la miró, la cogió entre los dedos y le clavó un chip en la cabeza, luego la puso al lado del cucaracho y les hizo desfilar.

cauge

   Así pasaron muchos días. Ya no se escapaba el cucaracho. Cambiaban de camino de repente, sin separarse nunca. Pero la cucaracha quiso saber algo: ¿Tú habrías hecho lo mismo por mí? ¿Habrías elegido ir nada más que por donde yo voy? El cucaracho la miró a la cara y le dijo: Ya lo estoy haciendo; hace días que no funciona mi chip, hace días que voy por donde quiero.

No hacían falta más palabras para el cucaracho, pero ella no se quedó satisfecha: ¿Y eres capaz de seguir mis movimientos? Qué raro, yo no podía seguir los tuyos antes de ponerme el chip. ¿Seguro que ya no te dirige el señor?  El cucaracho le respondió: Podría demostrártelo, ir hasta aquella farola y volver, pero prefiero decirte que voy contigo porque te amo y que adivino tus movimientos porque me enamoran y que tú me creas. Esto sí pareció contentarla, porque la cucaracha, él se dio cuenta, no era desconfiada sino muy romántica.

The following two tabs change content below.

Biktor, Katalin y Sare

Este cuento ha sido escrito por Biktor Abad y sus dos hijas, Katalin y Sare. La ilustración es de Keka, hermana de Biktor.

Latest posts by Biktor, Katalin y Sare (see all)

Comments

  1. iñigoiñigo says

    Nunca más volveré a ver a dos cucarachas enamoradas del mismo modo. ¿El cucaracho es un enamorado empedernido?, ¿o un sucio traidor a sueldo de IBM? ¿ prefiere ser libre a enamorado? ¿dónde queda la Ciencia en todo esto….?

    Gracias por hacerme pensar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *