Comments

  1. Jaime says

    Hace dos o tres años tuve la suerte de asistir a dos tertulias en El Taller. Fui para conocer a Ramiro y allí recuerdo que estaban Biktor, Jon, Edgar y los demás. Me pareció un lugar fascinante, un ambiente genial donde cada cual tenía su propia manera de entender la literatura y todos aprendían unos de otros. La verdad que fue una muy buena experiencia. No sé si El Taller sigue adelante, espero y confío en que así sea. Por tanto, si algún día tenéis la oportunidad de pasaros por allí, no lo dudéis, porque estoy convencido de que lo disfrutaréis, mucho.

Trackbacks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *