Meiming

Fan Ho. Approaching shadow. 1954

Mei es “no”

ming significa nombre.

Cuando llegué a aquel

Centro de Acogida

de la ciudad de Zibo,

distrito nº3

(Provincia de Hubei)

les pregunté cómo se llamaba

-Meiming, dijeron

‘No’ + ‘nombre’, juntos forman

“sin nombre”.

Meiming, nunca supe de otro bebé

al que se le vieran las costillas.

Las partes que no eran carne

mostraban una piel cetrina,

blanco perlado de gris.

Sus ojos eran dos cicatrices infectadas.

Las enfermeras ya solo esperaban,

no le daban de comer.

El chino hace gala de una gran concisión

sintáctica, una pureza de las formas.

En Meiming, mei es el ‘no’

que acompaña a ‘tener’, es una

colocación léxica; pero ‘tener’

se omite en Meiming, por lo que

conforma “sin nombre” por inferencia

de ese ‘tener’ omitido.

Era curioso ver cómo

no sentían siquiera asco

al ver las heridas de la carne.

Meiming no lloró.

Era más bien un débil gruñido.

El día que murió cambiaron las sábanas

Meiming es un fenómeno sintáctico

peculiar.

El chino es una lengua concisa.

*Basado en el documental “Las habitaciones de la muerte”

The following two tabs change content below.

Javier Roman

Romanov Amigo, amigo de Daniil Kharms, estudiante de chino a tiempo completo, viajero por el sudeste asiático (entre otros). Estudió Traducción e Interpretación, vivió en China dando clases de inglés, falleció en Roma liderando una revuelta de esclavos. Su escritor favorito es Paulo Coelho. Que no, qué es broma.

Latest posts by Javier Roman (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *