Pasión y putrefacción

Perdido en el regazo de una niebla susurrante,

abrazo la onírica tentación de tus labios,

que me sumerge en la Estigia odisea,

de un ánima ávida de cenizas.

 

Suave el deseo que profana tu carne,

violenta la pasión que alborota en mis entrañas,

rezo postrado, ante el manto estrellado,

que funda en la noche esta insana agonía.

 

Embisten las sombras tu refugio animal,

y se desliza ante ti, un sueño olvidado,

quizá recuerde, tu cuerpo, esa vacua ilusión,

que juraban traviesos los astros de antaño.

 

Pues el fervor de esta llama calcina a mil infiernos,

mas sólo son ascuas, cuando entonas tu elegía,

y el réquiem prisionero de una belleza criminal,

me ata al pecado, podrido entre tu piel.

The following two tabs change content below.

Miguel P Bravo

Soy un fantasma, un hereje, un falso profeta. Mi tinta de poco les sirve a los hombres, y tan sólo merece el desprecio de los dioses. Mas, puedo jurarle, a todo hombre que busque su verdad en el más oscuro abismo del infierno, que mi pluma firmará un verso en su honor

Latest posts by Miguel P Bravo (see all)

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *