PERDURABILIDAD

Perdurabilidad,

Palabra de gran sonoridad que al pronunciarla

Incluso parece que resuene de manera involuntaria

Entre las húmedas cavidades de la boca

Uno a veces,

Desearía que sucediera eso

Con los grandes momentos de la vida

Que se estiraran, o, mejor aún,

Que fueran infinitos

Pues la intensidad inherente a los mismos,

Nos traslada de manera inconsciente

A un plano distinto donde el yo

Se manifiesta en grado superlativo

Mientras el mundo se disipa

Sucumbiendo en espiral

Ante la belleza de un instante

Sobre el que pivota el resto del universo

Antes sufría cuando ciertas personas desaparecían

O cuando capítulos de mi vida se iban cerrando

Los añoraba hasta quedarme sin aire

Y sólo buscaba la manera de volver a ellos

Para deslizarme a unos milímetros del suelo

En vez de caminar

Cuando los despedía

Terminaba presa de un vacío existencial

Y pensaba que mis días

Ya nunca serían tan felices como antaño

Sin embargo

Comprendí a posteriori

Que si uno los concebía como algo perpetuo

Terminaban siendo una suerte de bastón invisible

en el que poder apoyarse persiguiendo un horizonte

donde uno ya había planeado previamente qué encontrar

Puede que esa sea una de las causas

de la impotencia que genera

la imposibilidad de abstraerse para siempre

en la extenuación de un orgasmo

en la inmensidad de un abrazo

o en el sabor de un beso

que maride nuestras papilas gustativas

con sabores ajenos

Puede que por eso nos turbe tanto

no poder guardar el sonido de una risa

que ahuyente futuros silencios incómodos

ni esconder en los bolsillos

miradas cargadas de mensaje

en vez de vivir el hoy

pensamos en lo que nos guardaremos de él

hipotecándonos un presente

que bastante tiene consigo mismo

Y así terminamos siendo

preso y carcelero cruel al mismo tiempo

imbuidos por un extraño síndrome de Estocolmo

que difícilmente podríamos explicar

somos la lluvia

y al mismo tiempo

quienes se ahogan en ella

si bien tal vez

debiéramos embriagarnos sólo

de la generado de arcoiris

tras la eclosión de las tormentas

buscar cuerpos desnudos

en las dunas sobre las que suspira el viento

mirar la vida con ojos de deseo

o mejor aún

ser el deseo en sí mismo

The following two tabs change content below.

Marta Lázaro Soler

Latest posts by Marta Lázaro Soler (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *