Trigo

textura decandte

Mezclas los colores en la paleta hasta conseguir el tono y la intensidad exacta; gamas de azul, de verde; amarillo pajizo, limón, ámbar, ocre, oro… Aprendes cuáles suman luz, cuáles la sustraen hasta llegar al negro, y cómo se complementan. «Esas hojas otoñales necesitan profundidad. El amarillo no satisface la retina, exige el violeta.» Matizas para que un blanco resulte … [Read more...]

1 versión

Fotografía de Naiel Ibarrola

  Me adentré en aquel bosque sin saber hacia donde me llevaría. Sentía el frío hasta en los huesos y cuando el viento soplaba, las hojas cantaban una tétrica melodía que me hipnotizaba, me llamaba y me suplicaba para que entrase a descubrir todas las aventuras que me esperaban en aquel viaje. Su belleza me intimidaba debido a los vivos colores de la vegetación, similares … [Read more...]

15

ascensor

El caos reina sobre la mesa del salón: un minúsculo lapicero, el portátil y su pantalla- víctima de un puntapié, sujeta con esparadrapo al teclado-, un bolígrafo con poca tinta, y el cuaderno repleto de cuadrículas en las que encajar palabras.          Difícil tarea, la de escribir.          ¿Cómo ordenar las imágenes inconexas de mi mente?          ¿Qué coreografía y banda … [Read more...]

Abrir los ojos

Harry Callahan. 1951. Eleanor

Supo que se había despertado porque alcanzaron su cerebro distintos estímulos auditivos: la cacofonía del tráfico por la ventana abierta; desde la cocina, el entrechocar de la loza, las voces salpicadas de risas de sus compañeros de piso. Sin embargo, no veía nada; entre un párpado y otro había apenas una rendija de claridad. Se llevó los dedos primero al pómulo, debido a un … [Read more...]

El coche blanco

097

  De nada sirve llevar el reloj adelantado si la pereza me vence, si soy incapaz de salir de la cama tres minutos antes, o incluso dos. Con dos hubiera bastado… A lo lejos, ve el autobús al que tendría que subir a punto de cerrar sus puertas y seguir ruta. Aunque echase a correr, no lo alcanzaría. El suelo está cubierto de sal y nieve sucia; los zapatos de ante acabarán … [Read more...]

Galipó

Ilustración Sarten_Ana

    Mi amama se estaba muriendo y quiso enseñarme a hacer txipirones. —Pero ¿tengo que tocarlos? —Claro que tienes que tocarlos, hija, qué cosas tienes. A mí me daban mucho asco, aunque nunca los había probado. La salsa parecía galipó. —Pero eso hay que limpiarlo, ¿no? —Te los limpia el pescatero. Tú se los pides un día para que te lo haga sin prisa y te los … [Read more...]

Ovidio, por Ricardo Landriscini

astricardo

Relato escrito y contado por Ricardo Landriscini. +     Grabación:   Texto/dramatización: Ricardo Landriscini Coordinación/edición: Martín Ibarrola Claqueta: Mari Mar Boillos Fotografía: Paule San Salvador del Valle Arana Localización: Librería anticuaria Astarloa   Banda Sonora Original:   Piano/atmósferas: Naiel Ibarrola Cajón … [Read more...]

Carta de añoranza a un volador

A 3600 km bajo el anillo artificial: un áfrica asfixiada.

A 36000 kilómetros sobre un África asfixiada, apenas sientes el tirón gravitatorio. Los cuerpos flotan libres. Libres y burlones en el interior del anillo artificial que circunvala el Ecuador de nuestra moribunda Tierra. ¿Y qué hacía yo, una joven terrestre, cercana a la treintena, allí? Supongo que ayer quise volver a verte. Decenas de personas caminaban por el … [Read more...]

Mírame a los ojos

Ella, aún en la butaca

Parte 1: El silencio Capítulo 1 El candil encendido ilumina un recóndito canto de la estancia en penumbra. La chimenea, crepitante, da los últimos coletazos de lo que en algún momento fue un fuego ardiente y tenaz. Quedan apenas las ahogadas llamas que auguran el final de su apresurada existencia. Así, el que antaño fue un calor afable, hoy da paso al frío invernal que … [Read more...]

La ciudad de los relojes

Para Relojes de Aisha

La ciudad de los relojes; así la llaman. El aire es frío y denso, el fuerte olor concentrado, y el ruido ensordecedor. Personas diversas se amontonan en las calles, con pasos elegantes y tranquilos, pero en una prisa constante. No hay tiempo que perder, es lo que los relojes se encargan de recordar. Para quien está sentado en la acera, con los guantes rotos y el sombrero … [Read more...]